Make your own free website on Tripod.com

Poesia es Esencia

www.fiebredepoesia.com

 

Bienvenida / Poesía / Galeria de Cuentos / Nos escriben  

  Si deseas publicar tus poemas, sugerencias enviar artículos, y o apreciaciones sobre cultura literatura o poesía escríbenos al correo de la página: elioosejo@hotmail.com

 

 

Envianos tus cuentos ypoemas    

       Omar Diaz del Olmo:

      "Ya  llegó el Verano"

    

    

 

 

 

Llegó el verano en la ciudad

(sin ninguna novedad).

 

A decir verdad mi vida es una misma rutina:

Leer y releer los mismos libros de puntas dobladas

y paginas amarillas con algunas manchas de café.

 

Admirar con los binoculares a las féminas

más bellas del orbe es otras de mis pasiones

los lentes las siguen hasta el final de la calle

donde se pierden de mi vista.

 

El café y los chocolates son  todo mi alimento,

alguien los avienta hacia  la ventana desde el primer piso

y estos caen inexorablemente  en mi territorio juvenil.

 

Amanece y el sol despierta sobre la iglesia en el este,

Invade e ilumina una de las paredes por mi ventana

un cuadro de luz matinal posa  su encanto lúdico y efímero,

y rebota en la arboleda de la avenida central.

 

Describiría para el crepúsculo lo anterior dicho de esta manera:

Es verano y el sol recorre toda la calle desde el oeste

Hasta rebotar en la iglesia  al este de mis dominios.

 

Hoy la espero con la ilusion radiante de un enamorado

Diria que espero horas al acecho de su presencia

y no miento si digo que tiemblo con solo verla pasar

 

Al ver a su madre, certifique los rasgos de la herencia

Sus caderas ondulando, las miradas sicalípticas

Su piel sonrosando mis mañanas de ternura

Y su voz dando el canto de esperanza a mis horas.

 

Al que no veo nunca a su lado es al ausente padre

¿Será que las abandonó cuando ella era una niña?

¿O seria una  victima de la infausta y jodida guerra?

 

Nos conocimos a la distancia

Yo desde la ventana y ella cruzando la calle,

mirándonos el amor nació

Ella de caballera blonda,

alta y despampanante

Sus ojos eran pequeños y nunca descifré su color

 

Yo la esperaba horas, a veces leyendo un libro

O apuntando los binoculares contra las minifaldas

Ella desfilaba con curiosidad frente a mi presencia 

Nadie excepto ella le dio importancia a mis observaciones

 

Al percatarse de mis miradas latentes y persistentes

Mostraba sus atributos seductores con total decisión

Su cola de caballo pronto se convertía en rayos solares

Eso era más de lo que podía esperar de mis acciones

 

En estas circunstancias tenía que tomar la iniciativa

Bajar de mi nube de libros y presentarme ante ella

fue en la postrimerías del verano que se dio el encuentro

ella paso frente a los binoculares y se paró en la esquina

yo la seguí con estos vigilando cada movimiento

 

Soltó sus cabellos y los desplegó  al viento

miró y parpadeo hacia los lentes con una sonrisa

era la señal para tomarla en mis brazos para siempre

Solté los binoculares improvisé un peinado con la mano

previo asentimiento del espejo corrí por las escaleras

esta vez, sin contratiempos

 

Estaba decidido a conocerla

nunca nadie bajó tan rápido esas escaleras de caracol

ya en el umbral se había disipado mi arrebatado valor

mis pasos eran lentos y no tanto por el dolor de la caída

Ahora deseaba que ella se esfumara de esa esquina

 

Llegué hasta su aliento rendido y a merced de sus labios

ahí me quedé como una esfinge contemplándola

 

Me dio las buenas tardes y me pidió fuego para su cigarro

mis manos actuaron con avidez de complacencia

hasta ese instante era incapaz de dirigirle la palabra

ella me devolvió el gesto con una espiral de humo...

 

                                                                                        elioosejo@hotmail.com

 

Envia tu comentario sobre estos articulos

Nombre:

E-Mail:

Comentario

 

    

 

Si deseas publicar tus poemas, sugerencias enviar artículos, y o apreciaciones sobre cultura literatura o poesía escríbenos al correo de la página: elioosejo@hotmail.com