Make your own free website on Tripod.com

Poesia es Esencia

www.fiebredepoesia.com

 

Principal / Poesía / Galeria de Cuentos / Nos escriben  

  Si deseas publicar tus poemas, sugerencias enviar artículos, y o apreciaciones sobre cultura literatura o poesía escríbenos al correo de la página: elioosejo@hotmail.com

 

 

Envianos tus cuentos ypoemas                             

 

    Christian Ysrael :

    “Para Cristina, 

     Estudiante de Astronomía”

 

 

 

 

.......................................

 

EL AMOR VUELVE

 

El amor vuelve

No importa de qué manera trates de impedirlo

Como a brillar en el cielo el sol del mediodía

Como la luna y las estrellas fugaces

a caer en el vestido infinito de la noche

 

El amor vuelve

Entonces empiezan a tener sentido

todas las canciones de amor

porque el amor vuelve, pase lo que pase

y su fuego íntimo incendia los glaciares del olvido

 

Dichosos lo que bajan del tren sin encontrarla

Los que confunden el latir de su corazón

Con el nombre de su amada

Porque el amor vuelve

No importa de qué manera trates de impedirlo

 

El amor vuelve

como las aves que emigraron

A dejar cartas en las ventanas

de los que en verdad se amaron

 

El amor vuelve

Y a través de la distancia

vuelve a juntar las manos

de los que, sin querer,

Alguna vez,

se separaron.

 

.......................................

 

SUEÑO DE AMOR

 

Tuve un sueño en el que por esas cosas del destino

Convergieron precisamente la mujer de mis sueños

Y un crepúsculo frente al mar

Cuando estuve a punto de tocarla desperté  

Escribí y creo haber acariciado ese sueño

y esa piel con estas palabras:

 Ella estaba en el balcón, desnuda

Vestida sólo con la luz crepuscular

El mar despeinaba ambos lados de su rostro

Jamás estuve tan seguro de pertenecer a alguien

Susurraron de alegría algunas gaviotas

Busqué tocarla con un sueño imposible

Con algo para dos, como el silencio

Pero ella pertenecía a la libertad absoluta

A ese trono dorado y a esas dos columnas

Uniformes, haliósomas

Que dividen el horizonte

En amor y eternidad.

 

Ella pertenecía al sur de las estrellas fugaces

 

A ese pasado de las uvas vikingas

A esa vela omnipresente en los caminos

A ese amar y perdurar de las olas

Y al crepúsculo del vientre marino

 

Y ahora

qué dirían mis brazos

si la envuelven mis ojos

si sus largos cabellos negros

nacieron para las estrellas de la noche

Qué dirían mis labios

si la beso con todo mi cuerpo

y si al hacerlo, no aniego mi sed

 

Oh,

Qué diría mi alma enmudecida

Ahora que he cambiado

a su único Dios

por una Mujer...

 

.......................................

 

SEÑOR PRESIDENTE

 

Señor presidente:

 

No somos nada en este mundo

Sólo nuestros sueños

Nuestras ansias de vivir

Y nuestra muerte lenta

 

 

Pronto no habrá

Ningún rincón de la tierra

Que no esté lleno de balas

De banderas quemadas

Y de niños (¡Pobres niños!)

Que vean pasar sus casas

Como pesadillas mutiladas

 

¿Sí o No, Señor Presidente?

 

La violencia y la destrucción en la naturaleza

Van de la mano y cumplen una función

Depuradora, renovadora y constructiva

En cambio, la violencia del hombre es fratricida

Un mal congénito  y por ende muy humano

Irracional y profusamente negativo

 

Degenera del poder en afán utilitario

Esclavizador y asesino

Por eso la violencia es moralmente injustificable

Pero es políticamente eficaz

Sólo para los cobardes

 

(¿Sí o No, Señor Presidente?)

 

No somos nada en este mundo

Sólo nuestros sueños

Nuestras ansias de vivir

Y nuestra muerte lenta

...muy, muy lenta...


.......................................

 

PARA CRISTINA, ESTUDIANTE DE ASTRONOMÍA

 

De porcelana y nubes rojas

( tetas de menta) piel, cara, sonrisa,

honorable delicia de lengua inglesa

Alzo mi voz en homenaje, no de tu belleza

 

Que sería un canto interminable

cuyo parangón  no estaría dentro

de los inconmensurables límites

de nuestro atómico claustro galáctico

 

Porque yo no sé de Astronomía

pero en cambio si sé

que las estrellas rojas, pelirrojas como tú,

tienen un pecho generoso,

de acopio lácteo e irradian

Una combinación de elementos celestes y terrenales

 

Que sobrepasan la mera belleza física

Y nos exponen, rozando

la intangible estatura de los dioses,

En la cópula cosmogenitiva del deseo

A la mortal radiación de sus encantos

 

Sólo mirándote, un poeta

de elevada inspiración

No podria salir de la selva del prepucio

Ni aunque fuera eunuco y levitara

mediante una erección espiritual

con sus propulsores gemelos pugnando

por no estallar ante la ausencia del cohete,

podría salir de la selva del prepucio.

 

A lo que están condenados los observatorios

Ginecólogos del cosmos

A romperse el ojo con los agujeros negros

Sin llegar a introducirles ni siquiera

un vago espermatozoide de conquista

Pero podemos intentar comprender

y elaborar teorías que expliquen

el origen, la forma y las causas

 

Porque ante lo desconocido surge

en el hombre el deseo irresistible de penetrar

satisfacer el intelecto con masas esbeltas de carne

de ahí el traer a la tierra rocas de la luna

analizar meteoritos, etc, etc.

 

Palpar por primera vez la pasión desconocida

Es volverse asiduo a la redondez de otros mundos

El placer de explorar la suavidad de tus muslos, Cristina

o morir en el intento y conquistar la eternidad.  

.......................................

                  elioosejo@hotmail.com

 

 

 

 

Envia tu comentario sobre estos articulos

Nombre:

E-Mail:

Comentario

 

    

 

Si deseas publicar tus poemas, sugerencias enviar artículos, y o apreciaciones sobre cultura literatura o poesía escríbenos al correo de la página: elioosejo@hotmail.com